PREVENCIÓN DE LA HIPOCALCEMIA


La hipocalcemia es el término médico utilizado para referirse al déficit de calcio en la sangre, el cual puede ocurrir por múltiples razones, entre ellas la deficiencia de vitamina D y de magnesio, y la leucemia. Como muchas otras condiciones, ésta puede prevenirse, por lo que, a continuación, mencionaremos algunas medidas que pueden resultar sumamente útiles para la prevención de la hipocalcemia y las complicaciones que ella amerita.

Qué alternativas existen para la prevención de la hipocalcemia

El calcio es considerado un mineral de suma importancia para el correcto funcionamiento del organismo, principalmente para la contractilidad muscular, la constitución y mantenimiento de los huesos y los dientes, el funcionamiento de los sistemas de coagulación sanguínea y la adecuada transmisión de los impulsos o señales nerviosas.

El consumo diario recomendado de este mineral depende de distintos factores como lo son el sexo, la edad o el embarazo, aunque éste puede resumirse en un promedio de 1.000 a 1.200 mg al día. Cuando se trata de la prevención de la hipocalcemia, se recomienda mantener una alimentación balanceada que incluya alimentos ricos en calcio, tales como lácteos y sus derivados, vegetales de hoja verde como la espinaca, pescados como la sardina o el salmón y cereales con un alto contenido de vitamina D.

medidas para la prevención de la hipocalcemia

Otras medidas para la prevención de la hipocalcemia

Además de la ingesta diaria de alimentos ricos en calcio, existen otras alternativas para incrementar la cantidad de este mineral en la sangre, y una de ellas involucra la toma de suplementos de calcio, acompañados siempre de vitamina D para una mejor absorción.

Por supuesto, la administración de suplementos de calcio como medida para la prevención de la hipocalcemia solo debe ser considerada si es recomendada por un médico o especialista. Por lo general, los pacientes que suelen presentar un déficit de calcio en la sangre de manera más frecuente son las mujeres embarazas, los ancianos y quienes han sido sometidos a cirugía de cuello o a la extirpación de glándulas paratiroides.

Así, pues, para la prevención de la hipocalcemia, lo más recomendable es mantener una dieta balanceada que incluya alimentos ricos en dicho mineral y en vitamina D, y realizar ejercicio físico de forma habitual.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…